Skip to main content

Lo escuchas o lees por todos lados: blog corporativo, blog de marca, blog de empresa… La idea de gestionar un blog para tu marca o la empresa en la que colaboras cada vez te suena más, pero aún no lo tienes del todo claro. ¿Te digo la razón? Después de hablar con decenas de interesados, creo que las dudas se resumen en dos preguntas: ¿de verdad sirve un blog corporativo? y ¿sobre qué escribiría?

Qué es un blog corporativo

Empecemos por definir un blog corporativo o blog de marca como la plataforma digital que utilizan las empresas, marcas u organizaciones para humanizar su comunicación mediante posts (o entradas) orientados a los intereses de sus clientes actuales y potenciales.

Más allá de su definición, básicamente es un listado de contenido sobre temas relacionados con los valores de la empresa, y forma parte de las diferentes herramientas de comunicación para posicionar mejor tu marca. 

Ejemplos de blog corporativo: Blog corporativo de Coca-Cola

Ejemplos de blog corporativo

Dicen que la mejor explicación se brinda con ejemplos, así que te comparto 3 blogs de marca que están muy bien posicionados por la elección de temas pensados 100% en sus lectores y su estilo de redacción, entre otras características y ventajas.

Blog de Coca-Cola: Journey
Este blog, en el que escribo desde hace tres años desde Social Media SL, fue punta de lanza en el periodismo de marca, ya que fue el primer blog corporativo en su tipo lanzado en Latinoamérica, al publicar contenido de interés sobre cultura (o cooltura, como mencionan), bienestar y medio ambiente.

Blog de OCC Mundial
Otro blog ejemplo es el de la plataforma de reclutamiento OCC Mundial, que está orientado completamente a las necesidades de sus usuarios y, entre sus características, ofrece contenidos frescos, sencillos y valiosos para quien está en búsqueda de trabajo o quiere cambiar de aires profesionales.

Blog de Disney Parks
Escrito en inglés, contiene quizzes, grandes historias y guías de cómo disfrutar mejor los parques, incluyendo mi sección favorita Behind The Scenes (Detrás del escenario), que muestra todo lo que hay detrás de la magia de los parques. Está bien, ellos hablan de sí mismos, pero lo hacen de una manera en la que le dan vuelta al yo-yo-yo. ¿O existe algún fanático de Disney que no quiera saber todos los detalles sobre cómo construyeron el área temática de Pandora: The World of Avatar?

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=2TdhmjbQS2c[/embedyt]

Ventajas de un blog corporativo

Si tienes dudas sobre si tu empresa o marca debe o no tener un blog corporativo, estas son algunas ventajas que tienen las organizaciones que han decidido humanizar su marca mediante publicaciones estratégicas y bien ejecutadas.

Ser el número 1. Si creas un blog corporativo y lo haces bien, puedes diferenciarte de tu competencia hasta convertirte en el referente principal de lo que haces, al brindar información valiosa y satisfacer así, las necesidades de tus usuarios. Esto hace que te ganes su confianza de manera natural y seas el primero en el que piensen a la hora de su decisión de compra.

Aprendes a escuchar a tus clientes. Además de la sección de comentarios, en donde obtienes retroalimentación inmediata, el hecho de saber desde las palabras clave qué están buscando tus clientes potenciales te permite saber cuáles son sus necesidades e, incluso, hasta te puede ayudar a re enfocar tu estrategia de negocio. Y eso puede tener grandes ventajas.

Tienes material valioso para FB. Tus contenidos del blog pueden alimentar fácilmente a tus redes sociales, por lo que es evidente que puedes crear planes cruzados entre tus planes de contenido de redes con lo que escribes en tu blog. Incluso, es posible que de un post publicado del blog puedas crear diferentes postales para Linkedin, o crear un video corto para Facebook mencionando parte de los consejos publicados.

Mejoras tu posicionamiento en web. Quizá esta ventaja sea la más técnica, pero el hecho de que tengas un blog corporativo con publicaciones bien posicionadas te ayuda a ubicarte en un mejor lugar en la primera página de Google, lo que te hace estar más “localizable” para quienes busquen los servicios o productos que ofreces.

<< Conoce cómo adaptar tu contenido a los cambios de Facebook >>

Qué no hacer en tu blog corporativo

Qué no hacer en tu blog corporativo

Como viste en los ejemplos de blogs de marca que compartí, la clave está en el lector, así que es importante que reconozcas lo que no debes hacer para evitar caer en el 95% de los blogs que quedan en el olvido:

No escribas sobre tus logros y sobre ti. Por más cruel que se lea, a tu lector le importa más saber sobre cómo vas a solucionar su problema que el hecho de que hayas expandido tus operaciones a una ciudad más (esta noticia mejor déjala para otra plataforma).

No publiques cada que te nazca. Como toda herramienta de comunicación, la planeación es clave para escribir un blog corporativo exitoso. Además, es importante que definas los temas de tu blog y te apegues a ellos. Por ello, es tan importante una estrategia de contenido desde antes que escribas tu primera publicación.

No pienses solo en Google. Está bien que quieras redactar utilizando todo lo que has aprendido de redacción SEO, pero hay límites. La prioridad es tu lector y, en segundo término, la elección adecuada de palabras clave, que te dará más ventajas que harán que tu cliente potencial te encuentre entre el mar de información que existe en Google. 

5 características de un buen blog corporativo

5 características de un buen blog corporativo

Ahora que ya sabes que un buen blog de marca no habla sobre las ventas generadas este mes, si lanzaste un nuevo producto, o si acabas de contratar a un nuevo gerente general, te comparto estas características, que puedes ver presentes en los ejemplos de blog que mencionamos líneas arriba, y que te ayudarán a tener una mejor idea de cómo puedes tener un gran blog corporativo.

Los blogs de marca exitosos:

1) Tienen muy bien definida a su audiencia. El blog de Disney sabe que está escribiendo para fanáticos de sus parques, el de OCC escribe para el perfil mejor conocido como Godínez, y el de Coca-Cola escribe para los Millennial. Si tienes clara tu audiencia desde tu estrategia de comunicación, este paso será casi natural. Si aún no tienes claro a quién le vendes, este es un excelente momento para definir a tu público objetivo y escribirle a él directamente.

<< ¿Cómo mi público objetivo define mi estrategia de contenido? >>

2) Dejan con ganas de más. Quizá hayas explicado el tema exhaustivamente, pero quien lee debe tener esta sensación de sentirse satisfecho, aunque con la ilusión de volver otro día. Imagínate que un post es como un platillo de comida completo: la idea es alimentar a tu cliente, no retacarlo hasta que no se pueda mover, ni darle tan poco que se quede con hambre. Es decir, satisfacer sus dudas y hacerlo de tal manera que quiera conocer más de lo que estás informando. ¿Cómo lo haces? Antes de publicar, lee todo tu post completo y deja que tu intuición te diga cómo te sientes.

3) Son prácticos y útiles. Dejemos a un lado la literatura y enfoquémonos en resolver las preguntas de nuestra audiencia (que podremos saber con una buena búsqueda de palabras clave). Cómo hacer, cómo no hacer, los 5 consejos… son algunas ideas de títulos que te pueden ayudar a definir el enfoque de tus publicaciones.

4) Tienen buena redacción SEO. Todo blog que se jacte de estar en la primera página de Google tiene una redacción con palabras clave insertadas en todo el escrito, de manera tan sutil que quien no tiene idea de SEO, ni siquiera se percatará de esta estrategia. Así que si quieres que tu escrito sea reconocido positivamente por Google, hazlo siguiendo todas las reglas de SEO vigentes (y ten paciencia porque cambian más rápido de lo que crees).

5) Son fáciles de leer. Atrás quedaron las explicaciones rebuscadas y descripciones excesivamente técnicas; lo mejor es escribir de humano a humano, es decir, como si le estuvieras escribiendo un mail a un buen amigo explicándole la información que tienes en tus manos. Sujeto, predicado. Evita las oraciones pasivas y los enunciados muy largos que mareen y dejen al lector pensando ¿pero qué acabo de leer?

Como ves, con las características adecuadas, crear un blog corporativo puede hacer la diferencia de tu marca, impactando de manera positiva en tus objetivos de negocio. ¿Conoces alguna otra recomendación que haga exitoso un blog de este tipo? Compártela en la sección de comentarios para que todos sigamos aprendiendo más.

Lee también Las mejores ideas para tu blog corporativo“.

Comparte tu opinión

Dejar comentarios